Spanish English French German Italian

Hay 700 invitados y un miembro en línea

Si ingresas con tus datos de usuario tienes acceso a todas las opciones de la web.
Regístrate automáticamente con tu cuenta de Facebook!
 

Participa con nosotros!

ACEPTACIÓN

Avatar de Usuario
Maritza Díez
Mensajes: 85
Registrado: Diciembre 19th, 2006, 10:19 am
Ubicación: Colombia

ACEPTACIÓN

Mensajepor Maritza Díez » Mayo 7th, 2007, 8:35 pm

ACEPTACIÓN

Los seres humanos vivimos todo el tiempo pérdidas y muertes que, si lo miramos literalmente, nos provoca mucho dolor, pero que si lo vemos desde su significado más profundo, siempre, a pesar de ese dolor que nos genera, podemos comprender que esas pérdidas o muertes significan nada más y nada menos que una transformación.

Dichas pérdidas y muertes, no solo constituyen un ámbito físico u observable, es decir, no sólo giran alrededor de nuestro cuerpo o nuestras personas queridas, pueden referirse también a etapas en nuestra vida, procesos por los que estamos pasando, situaciones que estamos viviendo que le dan un sentido y valor diferente a nuestra vida y que al experimentarlas pueden conducir a la aparición de de una crisis.

Lo que debemos tener en cuenta y muchos no lo saben y otros lo olvidan, es que las crisis siempre nos regalan a los seres humanos “una oportunidad de cambio” y, eso significa la palabra Transformación, porque nunca nada es como era al principio, todo evoluciona y en la evolución está la muerte y la muerte significa vida y para que la vida exista tiene que existir la muerte y para que la muerte exista necesariamente tiene que existir la vida. No puede ser de otra manera. A ello sumándole la libertad de elección y decisión que tenemos los seres humanos, es decir, nosotros tenemos la libertad y la posibilidad de elegir como queremos vivir todo lo que elegimos vivir, lo que estamos viviendo. Elegimos llorar y quejarnos todo el tiempo sobre lo que es nuestra vida en el momento, elegimos hacernos los “locos” o elegimos crecer con ella.

La situación de discapacidad es una pérdida, una muerte que también indica transformación, una situación capaz de transformar nuestra vida para darle un valor y un sentido diferente en donde nosotros siempre podemos elegir. Allí el dolor es natural y por esta razón, aparece lo que los psicólogos llamamos “El Duelo”, una etapa de nuestra vida donde aparecen diversos sentimientos como respuesta a esa situación.
Todos reconocemos esos sentimientos (los cuales no detallaré aquí porque no es el objetivo, pero si los enunciaré para tener una base), la negación, la rabia, la tristeza, la resignación y por último La Aceptación.

Aceptar la situación de discapacidad es diferente a resignarse a tenerla. Cuando nos resignamos no somos capaces de Hacernos Responsables de nosotros mismos, nos es más fácil descargarnos en los otros, entregamos a los otros nuestras limitaciones para que se hagan cargo de ellas, para que sea el entorno quien satisfaga nuestras necesidades ya que consideramos que no podemos o, peor aún, le exigimos al medio que “respeten nuestros derechos”, ¡ojo!, Exigimos. Nos pasamos nuestra existencia lamentándonos por lo que nos sucede o por lo que a nuestro hijo o pareja o persona querida le sucede y no somos capaz de aceptar, reprochándole incluso a Dios por lo que estamos viviendo. Llegamos a quitarnos o a quitarles valor, empequeñecernos o empequeñecerlos, no nos permitimos crecer o no le permitimos a nuestros hijos o pareja personas cercanas crecer, dejándolos niños toda la vida o devolviéndonos o devolviéndolos a etapas infantiles. Creemos que no podemos vivir así, sin darnos cuenta de que perdemos nuestra vitalidad para entregarnos a la enfermedad, perdemos nuestra tranquilidad para entregarnos a los conflictos, nos cargamos de resentimientos y de culpas que explotan también en enfermedades como escaras, infecciones urinarias, afecciones e infecciones respiratorias, mayor probabilidad de deformación en nuestros huesos a causa de nuestro peso, inflamación del colon, cálculos en vejiga y en riñones, etcétera. Entonces yo pregunto ¿esto no es acaso la muerte?, ¿no nos estamos muriendo en vida?, o peor, ¿acaso no nos estamos matando a nosotros mismos? ¿acaso no estamos matando a nuestros hijos, pareja o personas queridas o matándonos a nosotros mismos por no aceptar ésta realidad?

Parece más difícil, pero es mucho más fácil aceptar que tenemos una discapacidad o que nuestro hijo o pareja o persona querida tiene una discapacidad, porque cuando Aceptamos, podemos Hacernos Responsables de nosotros mismos, ya no necesitamos colgarnos de los demás, no necesitamos que sean ellos quienes satisfagan nuestras necesidades. Nuestros conflictos, resentimientos y culpas disminuyen y desaparecen y podemos regresar a la vida, es decir, nos devolvemos la vitalidad que nos hemos quitado por andarnos auto castigando sin sentido, podemos ver en nosotros mismos, en nuestros hijos, pareja o personas queridas, personas que enseñan y enseñamos crecimiento y podemos tener la dicha de agradecer a Dios y a nosotros mismos por tener la libertad de elegir y decidir transformar nuestra crisis, nuestra pérdida o nuestra muerte en una oportunidad de cambio, de nacimiento y de crecimiento, por hacer de nuestra vida una VIDA y de sentir que a pesar de las situaciones difíciles que se nos presentan a diario, SIEMPRE tenemos uno de los mayores regalos de la vida: “somos libres para hacer de nuestra vida lo que queremos que sea”.







Por:
Maritza Díez E
Psicóloga
Maritza

Avatar de Usuario
Goyo
Mensajes: 9
Registrado: Marzo 30th, 2007, 3:19 pm
Ubicación: Colombia
Contactar:

Mensajepor Goyo » Mayo 8th, 2007, 12:26 am

esta muy hermoso y creo que tienes toda la razon te felicito saludos colombia
Augusto Escorcia
Tolima - Colombia

Avatar de Usuario
Maritza Díez
Mensajes: 85
Registrado: Diciembre 19th, 2006, 10:19 am
Ubicación: Colombia

Mensajepor Maritza Díez » Mayo 8th, 2007, 7:12 am

GRACIAS GOYO POR TU APORTE. CHEVERE QUE NO SE QUEDE SOLO EN HERMOSO Y EN DARME LA RAZÓN..... :-)
Maritza

Avatar de Usuario
MASSAI
Mensajes: 163
Registrado: Junio 25th, 2005, 2:15 pm
Ubicación: Chile

Mensajepor MASSAI » Mayo 26th, 2007, 2:22 pm

... y aparece una necesidad implícita del ser humano, que es la trascendencia. Aunque ella comienza a manifestarse luego de un decantamiento de la convulsión de sensaciones que se atropellan por ser las primeras en ocuparnos la cabeza.

Nos aferramos a la vida en forma instintiva. Todos nosotros nos hemos enfrentado a situaciones límites de supervivencia y en esos momentos iniciales y desicivos nuestra respuesta básica, humana, animal es salvar nuestra vida... y es salvaje pues hay casos en que la lucha es descarnada, unos ganan y otros no, pero nadie puede decir que pierde si es luchando por el bien más legítimo que tenemos, la vida... y que compartimos con un entorno al cual nos debemos.

La trascendencia es el compromiso de sobre vivencia, en que proyectamos nuestro existir y dejamos huellas de nuestro paso, es la contribución particular a la historia humana. Nos debemos a la vida y a quienes en nosotros trascienden, he ahí el respeto y seriedad de nuestros actos bajo este fenómeno.

Somos libres en la medida que protejamos, amparemos, sustentemos el diálogo histórico del pasado, presente y proyección…

Que ganas de hablar más sobre este excelente tema…
Saludos.
Germán.
Un loco, orate y paciente ;-)

Avatar de Usuario
Maritza Díez
Mensajes: 85
Registrado: Diciembre 19th, 2006, 10:19 am
Ubicación: Colombia

Mensajepor Maritza Díez » Junio 1st, 2007, 5:59 pm

Si Germán, la trascendencia es un excelente tema y más cuando hablamos de la discapacidad.

TRASCENDER significa penetración, perspicacia. Superación de un hecho. AQUELLO QUE ESTÁ MÁS ALLÁ DE LOS LÍMITES NATURALES Y DESLIGADO DE ELLOS. Y en este sentido, y desde mi experiencia y, hablando de la discapacidad, una persona que trasciende esa situación, puede ir más allá de ella, de sus límites (comprendiendo por límites de la discapacidad el lugar en el que desde pequeños e incluso, desde anteriores generaciones, nos han enseñado a estar: resignados por lo que Disque nos “tocó vivir”).

La RESIGNACIÓN significa ENTREGA VOLUNTARIA que alguien hace de sí poniéndose en las manos y voluntad de otra persona. ABANDONO. RENUNCIA DE UN BENEFICIO. Y la ACEPTACIÓN significa asumir, aprobación, APLAUSO. RECIBIR VOLUNTARIAMENTE algo que se le ofrece. La persona que acepta, analiza si le sirve o no, que le sirve y que deshecha, aprueba, recibe y APLAUDE, y lo hace porque se siente feliz y orgulloso de lo que tiene, de lo que ha recibido.

Nuestra cultura no nos ha enseñado a aceptar, ni mucho menos, aceptar situaciones dolorosas porque son consideradas “malas”. Y siendo algo siniestro, mejor nos pide que nos resignemos ¡que tal!
Ahora, disque “eso fue lo que nos tocó vivir”… peor! Con esas afirmaciones y maravillosas enseñanzas nos convertimos en personas irresponsables de nuestra vida. Es más, ni siquiera sabemos que la responsabilidad no tiene un significado moral, referente a los valores y a los deberes y peor, a las obligaciones. No estamos obligados a nada!!! LA RESPONSABILIDAD es una palabra compuesta y significa HABILIDAD PARA RESPONDER.
Sólo tenemos habilidad para responder cuando nos arriesgamos a vivir la experiencia, cuando nos arriesgamos a conocernos a nosotros mismos y encontrar los recursos internos con los que contamos y/o desarrollamos cuando asumimos el riesgo de la experiencia.

Así, trascender la discapacidad es hacernos responsables de ella y reconocer que ésta llegó en el momento en que tenía que llegar y de la forma que tenia que ser, porque así necesitábamos que fuera. Los invito a que realicemos un análisis detallado de nuestra vida, cuál era nuestro camino en ese entonces y para qué llegamos allí.
Yo les pongo unos ejemplos:

Existe un mecanismo de defensa que se llama RETROFLEXIÓN y consiste en devolver la energía que iba dirigida a otra persona, hacia nosotros mismos así: discuto con un amigo a quien quiero mucho, yo me siento agredida por él, siento ganas de pegarle, pero por algún motivo no siento que no puedo hacerlo entonces me guardo la rabia y no le digo nada o soy muy sutil para decírselo. Entonces, esa energía de ira que necesitaba descargar en él la devuelvo hacia mí y ésta se convierte en autoagresión. Entonces me aporreo, me enfermo, etc. Yo decidí no expresarla, no quise hacerlo porque no estoy obligada a nada. Hay personas que tienen tanta dificultad para expresar su ira o se sienten tan culpables al hacerlo y se cargan tanto, que pueden llegar a enfermarse gravemente o incluso a accidentarse. Allí puede ocurrir una discapacidad.

Otra situación se ilustra en el caso de una persona que elige ser delincuente, no es difícil saber cuál será su destino…

Las familias con hijos que nacen con una discapacidad también tienen su historia, por ejemplo una madre con una enfermedad de transmisión sexual que no se responsabiliza de su enfermedad, genera en su hijo una discapacidad al igual que madres que consumen licor, drogas o cigarrillo durante la gestación, al igual que el maltrato físico durante el mismo. Padres que no conocen su historia genética, Etc., son personas que también eligieron tener hijos irresponsablemente y de igual manera eligieron sus enfermedades.
;-)
De ésta manera expongo mi teoría sobre la elección de cada persona frente a su discapacidad y sus consecuencias, además la manera de trascenderla, porque al darnos cuenta del para que de nuestra discapacidad podemos aceptarla y aplaudirla, ya que encontramos la manera de crecer personal y espiritualmente. Podemos permitirle a nuestro cuerpo que hable, que se exprese y nos cuente sus necesidades y lo que existe detrás de éste, es decir, los asuntos inconclusos en nuestro psiquismo que necesitan resolverse y que por alguna razón no nos hemos dado cuenta de ello.
Escuchemos a nuestro cuerpo, ya que si lo callamos él, desde su sabiduría nos grita y, en ocasiones, ese grito puede ser tan fuerte que podemos quedarnos sordos…

Eso es trascender. ;-) :mrgreen:
Maritza

Avatar de Usuario
Adry
Mensajes: 34
Registrado: Enero 24th, 2007, 11:32 am
Ubicación: Colombia

Mensajepor Adry » Junio 4th, 2007, 1:21 pm

;-) HOLA MARITZA, TODO LO QUE ESCRIBES ES BUEN ALIMENTO PARA EL ALMA, A MI SE ME INFLAMO LA MEDULA HACE 3 AÑOS Y MEDIO, EN MI CASO ESTO ES RECUPERABLE, GRACIAS A DIOS. PERO EXISTEN MOMENTOS EN QUE LA DEPRESION ME INVADE, SE QUE ESTO ES NORMAL, PERO EN MI CASO LLORO MUCHO, ES UNA FORMA DE DESAHOGARME POR QUE UNOS MINUTOS DESPUES SIENTO LAS BATERIAS CARGADAS NUEVAMENTE Y CON MAS FUERZAS DE SALIR ADELANTE.

CUANDO ME ENFERME ESTABA COMENZANDO A ESTUDIAR PSICOLOGIA SOCIAL Y COMUNITARIA, EN ESTE MOMENTO YA VOY EN EL 8 SEMESTRE Y ME HA AYUDADO MUCHISIMO EN ESTA ETAPA DE MI VIDA.

Y LES DIGO A TODOS QUE TENEMOS QUE VIVIR EL DIA, EL PRESENTE, EL HOY; SIN PENSAR EN EL FUTURO, Y SIN RECORDAR EL PASADO, AUNQUE ESE PÀSADO SEA DIFICIL DE BORRAR. Y LO MAS IMPORTANTE MANTENERSE OCUPADO EN ALGO PARA QUE EN NUESTRA CABEZA NO ENTREN PENSAMIENTOS NEGATIVOS... :lol:

UN FUERTE ABRAZO

Avatar de Usuario
MASSAI
Mensajes: 163
Registrado: Junio 25th, 2005, 2:15 pm
Ubicación: Chile

Mensajepor MASSAI » Junio 6th, 2007, 2:28 pm

Hola!

Sí, trato de entender tú teoría - que en muchos aspectos comparto -… esa globalidad que explicas, que puedo identificar dentro de la discapacidad, el “shock” que provoca y en una decisión propia convertirla en una posibilidad más que en un obstáculo. Muy de acuerdo.

Pero surgen bastantes “palabras - conceptos”, que vale la pena indagar. En lo personal el uso de conceptos me incomoda pero entiendo que sin ellos no podríamos dominar ciertas materias, por la gran cantidad de información que encierran. Además son asociativas, pues nuestro trabajo intelectual así funciona…

Sabes, podría llamarlas “palabras cajas”, ¿puede ser?.

Es el caso de La Voluntad.
Que según mí entender es un ejercicio mental para obtener resultados… y abro el tema por algunas dudas… ¿de todo tipo, o sólo tangibles, análogos?

Es, creo, en esta toma de decisiones que podemos elegir las mas diversas alternativas para resolver nuestras realidades, tan diversas como decisiones o caminos hay… pues es la indicación de una ruta… ¿estrategia inconciente?… no creo, pues es con una voluntad de hacer y resolver…
La voluntad entonces encierra la razón, fundamento obligado de la individualidad… sí, eso!… y motivo de alegría, pues la razón “ancla”, la voluntad en cambio “dinamiza”, abre posibilidades insospechadas, por tanto me parece prudente que los resultados de la voluntad deben estar en constante revisión.

Explícanos más sobre mecanismos… así como el mecanismo de defensa que señalaste y que se llama RETROFLEXIÓN por ejemplo.

No había pensado que una persona podía llegar a auto agredirse por una carga de negativismo al no poder soltar esa rabia interna. :shock:

Se me ocurre que podríamos hablar sobre los límites – y la voluntad de tenerlos -, como al menos conocer causas para prevenir… pues veo esto de la Retroflexión no como defensa sino una patología muy dañina… bueno tú me corregirás si me equivoco… pues yo me quiero mucho. :mrgreen:
¿Es algo así como la perdida total de la voluntad?.
Me ha tocado ver casos así y es muy difícil siquiera sostener una conversación… y terminan aislándose, desconociendo los límites de la razón. :-/

Sigo muy atento el foro.
Saludos.
Germán.

Avatar de Usuario
Maritza Díez
Mensajes: 85
Registrado: Diciembre 19th, 2006, 10:19 am
Ubicación: Colombia

Mensajepor Maritza Díez » Junio 11th, 2007, 8:42 pm

Hola German…

El cuento con los conceptos es precisamente la necesidad de saber de que se está hablando y no hablar de algo de lo cual no se tiene claridad. Para ello los defino. Además posibilita a las personas la opción de que si están o no de acuerdo, sea con bases claras sobre las cuales se paran.

En cuanto a la VOLUNTAD, la cual defino para mayor claridad, significando: facultad de decidir y ordenar la propia conducta; libre albedrío o libre determinación; intención, ánimo o resolución de hacer algo; gana, disposición, deseo y elección; consentimiento y asentimiento. Puedo decir que se inscribe en la misma línea de mi teoría, es decir, la LIBERTAD DE ELECCIÓN Y DECISIÓN. Así, todos tenemos la VOLUNTAD y la LIBERTAD de elegir lo que nos sucede y de decidir que hacemos con lo que tenemos y, más que una actividad mental también encierra algo muy importante y es LA ACCIÓN. La voluntad y la libertad de elección y decisión no solo se realizan en nuestra mente sino que incluyen nuestra energía y nuestro cuerpo para que podamos llevar a cabo lo que queremos. No somos personas con mente-cuerpo- espíritu separados, somos una unidad, y para que podamos actuar, relacionarnos, decidir y elegir necesitamos de la unión de estas instancias.

Por eso, la persona que retroflecta, así lo elige, esa es su voluntad. Si bien es un mecanismo de defensa para no desestructurarse a nivel psíquico, también puede convertirse como lo planteas, en una patología ya que prefiere hacerse a sí mismo lo que desearía hacerle a los otros.

Existen varios mecanismos de defensa y que utilizamos unos más que otros. Estos son:

• Desencibilización: la persona prefiere no sentir para que la situación por la que pasa sea menos dolorosa. La persona no siente tristeza, angustia por ejemplo que en esas circunstancias es normal que sintiera.

• Proyección: la persona ve en los demás lo que no acepta y no desea ver en ella misma. Ejemplo, mi novio es tan malgeniado y eso me enfurece sobre manera, pero mentiras, soy yo la persona malgeniada y no lo acepto porque me molesta ser así.

• Introyección: la persona adopta comportamientos, pensamientos y sentimientos del medio que ni siquiera concuerdan con su personalidad. Es como si “se tragara ese tipo de cosas sin masticarlas”, sin analizar si le convienen o si son o no pertinentes para utilizar.

• Confluencia: la persona no discrimina entre ella y el entorno, se pierde en los otros, se carga de introyectos para no reconocerse ni responsabilizarse de sí mismo.

• Deflexión: la persona desvía la energía que debe invertir para resolver un conflicto hacia otra cosa que no tiene importancia. Ejemplo: debo elaborar el duelo por mi discapacidad pero me niego a hacerlo y me dedico a salir a rumbiar y tomar licor.
• La Retroflexión ya la expliqué.

Estos son los mecanismos de defensa que utilizamos las personas para no desestructurarnos psicológicamente y que si nos descuidamos pueden convertirse en aspectos patológicos de nuestra personalidad. Por ello debemos estar muy atentos a lo que nos pide nuestro organismo que debemos solucionar. :-) :mrgreen: :-P
Maritza

Avatar de Usuario
MASSAI
Mensajes: 163
Registrado: Junio 25th, 2005, 2:15 pm
Ubicación: Chile

Mensajepor MASSAI » Junio 17th, 2007, 3:41 pm

Hola Maritza!

Creo que los mecanismos de defensa que describes son de extrema importancia no sólo poseerlos como humanos que somos sino saber que los poseemos, identificarlos, saber controlarlos y conducirlos de alguna manera… ¿es eso posible por alguna metodología?
Pues cada uno de estos mecanismos puede volverse incontrolable y muy nocivo.
Así que al leerlos, cada uno de nosotros – creo yo - nos identificamos con alguno o varios… no sé, yo al menos me sentí “cercano” a la Deflexión, pero no en el sentido literal de irme de fiesta, rumba o carrete… sino focalizarme en el trabajo que es algo bastante importante para mí pues compromete muchas responsabilidades… pero no sé, fíjate que igual me sentí “deflexivo”. ;-)

Hace unos días conversaba con un amigo, sobre lo que significa la comunicación y su teoría… muy por sobre al facilismo de las conexiones, cosa que siempre se tiende a confundir o en el peor de los casos se ocupan como sinónimos.
El hecho es que me hablaba sobre Descartes y el Determinismo… a grandes rasgos obviamente, y la necesidad, o quizá búsqueda de consecuencias que logren explicar los acontecimientos dentro de un orden, pues pensaba que el hombre no es libre ni podrá serlo jamás… yo la verdad es que no le he dado muchas vueltas al asunto… bueno sí, tengo mí opinión, pero creo que sería un tanto irresponsable verterla aquí en el foro por lo visceral de la rapidez con que algunos argumentos pudieran presentarse como “friccionantes”… aunque el no querer referirme sin una reflexión previa, abrió una curiosidad.

Entonces apareció una de estas “palabras caja” ó “palabras cofre”… que me gustaría compartirla y darle alguna vuelta… La Duda.
Esta, puede develar profundad verdades. Para llegar a ella (una verdad), necesitamos dudar, ese “¿será así?”… me parece que esta entre la voluntad y la desición, por lo tanto apela a lo inexacto, a un terreno incierto donde se juega con criterios… podríamos homologarlo con el sentido común. Pero ¿existe tal cosa como sentido?.

Saludines!
Germán.

quepeyeman
Mensajes: 13
Registrado: Junio 7th, 2007, 7:16 pm
Ubicación: Colombia

Mensajepor quepeyeman » Junio 18th, 2007, 8:39 pm

Hola Maritza "Cristina"

Estuve leyendo tus aportes. Están muy bien y me alegro mucho por tí. Ojala, le sirvan a mucha gente. Para mi son muy útiles.

Saludes a Ángelo.
Estudiante de derecho
UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA


Social Media

   

Volver a “Aspectos Psicológicos”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 13 invitados

cron